Beatriz Escotto, gerente de Productos de Oficina de Xerox Mexicana, habló acerca de la importancia que tiene el color, pues de acuerdo a una encuesta realizada por la firma, reveló que el 69% de las personas dicen entender mejor las ideas nuevas cuando se presentan a color. De los encuestados, el 76% dicen que logran encontrar su información con mayor rapidez cuando se las presentan a color. Además, el color también puede aventajar a las compañías en cuanto a diferenciación competitiva y ventas. Escotto comentó que en tiempos de desaceleración económica, los negocios de todo tamaño tienden a concentrar esfuerzos en dos aspectos: sus ventas y su productividad. Pero hoy en día, en esta era de saturación informativa, el peso recae sobre el cliente para desenterrar de entre el ruido, aquella información que realmente le interesa.

Según explica Jill Morton, psicóloga de color y experta en marcas, cuando el color es bien empleado, las compañías tienen mejor capacidad de atraer atención hacia su material promocional, sus letreros y sus documentos. Es tentador seleccionar colores con base en preferencias personales, pero detectar los colores que realmente inducen la respuesta emocional que de verdad se busca, puede pagar con creces posteriormente. Algunos consejos que se ofrece en torno a la selección y al simbolismo de color son: Los colores oscuros son profesionales y confiables, los colores encendidos son revitalizantes y dinámicos, los colores claros son delicados y pacíficos y los colores apagados son sofisticados y tranquilizantes. Los colores resuenan de manera diferente a través de las generaciones cambiando la perspectiva de su significado de acuerdo al contexto.

Los colores brillantes y encendidos son una gran herramienta para llamar la atención del lector. La mayor parte de los diseños de documentos necesitan únicamente dos o tres colores para dar una apariencia consistente, tres siendo el número óptimo. Cuando se usan más de cuatro colores, se provoca demasiada distorsión para el lector, mucho desorden visual que puede acabar ya sea en distracción o en confusión. Para asegurar la lectura con mayor facilidad, los documentos deben presentar un fuerte contraste entre el color del texto y el fondo.

Mediante la armonía de colores en sus documentos, las empresas pueden involucrar al lector, causar una buena primera impresión y ayudar a que su mensaje sobresalga del ruido comercial cotidiano. Un documento con aplicaciones estratégicas de color bien realizadas asegurará que la comunicación se establezca con máximo valor, y con impacto en el resultado final en cuanto a mejores ventas y mayor productividad