La piratería de productos es un tema que afecta directamente a distintos sectores, personas o empresas, teniendo inclusive impacto a nivel gubernamental, pues de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), el consumo de productos que no cuentan con el consentimiento del titular de los derechos y están fuera de la ley, le cuesta a México el 1.25% del Producto Interno Bruto (PIB).

Si bien la discusión sobre la piratería parece común en industrias como la discográfica o la fílmica, la producción de consumibles falsos también constituye un gran problema, pues tan solo en México 8 de cada 10 mexicanos han adquirido algún producto pirata, de acuerdo con la 4ª encuesta de hábitos de consumo de productos falsificados de American Chamber México.

Un consumible falsificado, o aquél que suplanta la identidad de la marca original pretende engañar al comprador haciéndole creer que compra un original a menor precio, y que su funcionalidad será la misma sin afectar los equipos. En un principio pareciera que arroja buenos resultados, sin embargo, el consumo de este tipo de productos puede reducir la vida útil del equipo de impresión de uno a dos años, eliminando también, la garantía que las empresas ofrecen.

Por el lado contrario, utilizar los productos originales beneficia en la productividad y durabilidad de cada equipo de impresión. En el caso de Xerox, el diseño de los consumibles se desarrolla bajo estándares de alto nivel que certifican calidad, estabilidad, impacto al medio ambiente, eficiencia, etc.

Uno de los argumentos más utilizados a la hora de comprar productos piratas es el ahorro de dinero. Sin embargo, se deben tomar ciertas medidas que harán pensar si invertir poco resultará benéfico para nuestros bolsillos. Por todo esto, la idea errónea de relacionar productos falsos con ahorro es un paradigma que se debe modificar, y para ello, Xerox Mexicana presenta algunos puntos para evitar la venta de consumibles falsos:

1. Comprar en tiendas debidamente acreditadas: la mejor manera de evitar la piratería de consumibles es comprar consumibles auténticos de Xerox a un distribuidor honesto, comprar directamente a Xerox o en línea en Xerox.com

2. Identificación de hologramas: los consumibles originales poseen un holograma en las etiquetas de los productos auténticos de Xerox. Estas pequeñas etiquetas holográficas se usan para verificar la autenticidad del producto. Cada una tiene un número de serie único y varias capas de seguridad para evitar la falsificación.

3. Denunciar cualquier sospecha: comprar un consumible inclusive en una tienda autorizada no implica que pueda ser una falsificación, por lo que, si se sospecha sobre la procedencia del producto, lo mejor es denunciarlas con las dependencias encargadas. Es importante que la ley se aplique y se respete.

4. Inversión: tener en cuenta que la compra de consumibles originales no representa un gasto, sino una inversión que se verá reflejada en la productividad y durabilidad de los equipos de impresión, así como en la calidad de los trabajos y la disminución del impacto ambiental.

5. Programas de oferta y descuentos: las empresas en el sector pueden impulsar programas de oferta de consumo al mayoreo o descuentos que ayuden al bolsillo de sus clientes, lo que podría dejar de lado la venta de consumibles falsos. Asimismo, las organizaciones pueden implementar programas de reciclaje como el de Xerox que ayuda e reciclar para producir más.

Antes de la adquisición de un consumible falso es importante recordar que los resultados de calidad dependen, en gran medida, de la originalidad de los productos que se utilizan en los equipos de impresión. A través de la adquisición de consumibles auténticos ayudamos a reducir la venta y reproducción de la piratería.

 

Publicado por Boletín de la Computación.